El ATERRADOR #JURAMENTO #JESUITA

IgnacioLoyola

Juramento Jesuita

Según la Enciclopedia Católica, lo que viene a continuación es una fabricación de Robert Ware que apareció en la Librería del Congreso de los EE. UU.

Para el Instituto Europeo de Estudios Protestantes es una triste realidad:
Yo______________, ahora en la presencia del Dios Supremo, la santísima Virgen Maria, los santos Juan Bautista, los santos apóstoles, San Pedro y San Pablo, y todos los santos, padre sagrado del Cielo, y de ti, mi Padre Espiritual, el general superior de la Sociedad de Jesús, fundada por San Ignacio de Loyola, en el pontificado de Pablo III, y que continúa hasta el presente, salido del vientre de la Virgen, la matriz de Dios, y la vara de Jesús Cristo, declaro y juro que su Altísima, El Papa, es el Viceregente de Cristo y que es el auténtico y único jefe de la Iglesia Católica Universal en la Tierra, y que, en virtud de los poderes vinculantes dados a Su Santidad por mi Salvador, Jesucristo, que tiene el poder de deponer a Reyes, Príncipes, Estados, Comunidades de Estados, Gobiernos y pueden ser destruidos con seguridad. Por lo tanto, hasta el límite de mi poder defenderé esta doctrina y al derecho y costumbre de su Santidad contra todos los usurpadores de autoridad herética o protestante, especialmente la Iglesia Luterana de Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia y Noruega y la ahora pretendida autoridad de Inglaterra y Escocia y las ramas de la misma ahora establecidas en Irlanda y en el continente de América y demás lugares e iglesias heréticas que se oponen a la Iglesia sagrada Materna de Roma. Denuncio y desconozco cualquier lealtad debida a cualquier rey hereje, príncipe o Estado, que sea protestante o liberal, u obediencia a ninguna ley, magistrado u oficial.

Declaro execrables a las Iglesias de Inglaterra y Escocia de los Calvinistas, Hugonotes, y otros de nombre protestantes o masones, y sus mismos serán execrables sino abandonan las mismas. Declaro por lo tanto que ayudaré, aconsejaré, asistiré a todos o a algunos de los agentes de su Santidad, en cualquier lugar donde pueda encontrarme, en Suiza, Alemania, Holanda, Irlanda o América o cualquier otro reino o territorio al que pueda ir, y haré todo lo que pueda para extirpar las doctrinas heréticas protestantes o masónicas y para destruir todos sus pretendidos poderes, legales o de cualquier tipo. Prometo y declaro, no obstante, que estoy comprometido con la tarea de deshacerme de toda religión que sea herética para la propagación de los intereses de la Iglesia Madre; a mantener en secreto y en privado la identidad de todos sus agentes porque ellos me lo han confiado, y a no divulgar directa o indirectamente, en palabra, por escrito o circunstancia ninguna, y a ejecutar todo cuanto sea propuesto o dado a mi cargo, o descubierto a mi por el Padre Espiritual, o cualquiera de esta sagrado orden. Prometo y declaro que no daré opinión o saldrá de mi voluntad reserva mental alguna, incluso como cadáver (perinde ac cadáver) peor obedeceré sin dudarlo cada orden que reciba de mis superiores en la milicia del Papa de Jesucristo. Que iré a cualquier parte del mundo a la que pueda ir enviado, a las regiones heladas del norte, las junglas de la India, al centro de la civilización de Europa, o a bosques salvajes de las selvas de América sin murmurar o replicar, que seré sumiso en todas las cosas, no importa qué sea lo que se me comunique.

Prometo y declaro que, cuando se presente la oportunidad, haré y promocionaré una guerra sin descanso, secretamente y abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y masones tal y como he sido encomendado a hacer, para extirparles de la faz de la Tierra; y que no repararé en edad, sexo o condición, y colgaré, quemaré, flagelaré, estrangularé y enterraré vivos a estos herejes infames. Les arrancaré los estómagos y vientres de sus mujeres y aplastaré las cabezas de sus hijos contra los muros para aniquilar a su execrable raza.

Que cuando esto no pueda hacerse abiertamente, lo haré secretamente usando una taza con veneno, una cuerda para estrangular, el acero o la bala de plomo, no importa los honores, rango, dignidad o autoridad de las personas, cualquiera que sea su condición en la vida, sea pública o privada, ya que puedo ser ordenado en cualquier momento por cualquier agente del Papa o Superior de la Hermandad del Padre Santo de la Sociedad de Jesús. En confirmación de lo cual dedico mi vida, alma y poderes corporales y con la daga que ahora recibo firmaré mi nombre escrito con mi sangre para dar fe de mi promesa; si esta probara ser falsa, o sea debilitara mi determinación, mis hermanos y soldados inferiores de la milicia del Papa, cortarán mis manos y pies y mi garganta de oreja a oreja, mi vientre será abierto y se rellenará con sulfuro para castigarme con todo el daño que pueda infligírseme sobre la Tierra y mi alma será torturada por los demonios en el infierno eterno para siempre.

Que a la hora de votar siempre votaré por un Señor de Colón (católico romano) en preferencia a un protestante, especialmente si es masón, y que dejaré a mi partido hacer lo propio. Que si debo tomar algún partido entre dos católicos lo tomaré por quien sea mejor apoyo de la Iglesia Madre y votaré de acuerdo a esto. Que no trataré o emplearé a ningún protestante si puedo emplear o tratar con un católico.

Que pondré a chicas católicas en familias protestantes para obtener un informe semanal de los movimientos internos de los herejes. Que me proveeré de armas y munición que pueda obtener para el momento en que se empuñe la espada o sea ordenado para defender a la Iglesia como individuo o como milicia del Papa.

Por todo lo cual Yo, ____________ juro por la sagrada Trinidad y los santos sacramentos que voy a recibir cumplir y mantener mi juramento. En testimonio de lo cual tomo el sacramento sagrado y bendecido de la eucaristía y atestiguo todo ello con mi nombre escrito con la punta de esta daga manchada en mi propia sangre y sellada en la faz de este sacramento sagrado.

Anuncios