Los #tumores cerebrales infantiles y el uso de los #teléfonos móviles: la comparación de un estudio de casos y controles con los datos de incidencia

Environ Health. 2012; 11: 35. Published online 2012 May 20. doi: 10.1186/1476-069X-11-35

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3405416/

Los tumores cerebrales infantiles y el uso de los teléfonos móviles: la comparación de un estudio de casos y controles con los datos de incidencia

Denis Aydin , 1, 2 Maria Feychting , 3 Joachim Schüz , 4 y Martin Röösli autor correspondiente 1, 2, equipo de estudio CEFALO martin.roosli@unibas.ch

Resumen

El primer estudio de casos y controles sobre el uso del teléfono móvil y el riesgo de tumores cerebrales en niños y adolescentes (estudio CEFALO) ha sido recientemente publicado. En un comentario publicado en Environmental Health, Söderqvist y sus colegas argumentaron que CEFALO sugiere un mayor riesgo de tumor cerebral en relación al uso de teléfonos móviles. En este artículo, respondemos y demostrar por qué los controles de consistencia de los resultados del estudio de casos y controles con tendencias temporales observadas en las tasas de incidencia son esenciales, dadas las limitaciones bien descritos de los estudios de casos y controles y el fuerte incremento del uso del teléfono móvil entre los niños y adolescentes durante la última década. No hay una explicación plausible de cómo un particular incremento del riesgo del uso de teléfonos inalámbricos se correspondería con las tendencias relativamente estables a tiempo la incidencia de tumores cerebrales en niños y adolescentes se observan en los países nórdicos. Sin embargo, un mayor riesgo restringido a un uso intensivo del teléfono móvil, a muy temprana exposición a la vida, o subtipos raros de tumores cerebrales puede ser compatible con las tendencias de incidencia estable en este momento y por lo tanto aún más el seguimiento de las tendencias temporales cerebrales infantiles tasa de incidencia de tumores se justifica.

Palabras clave: Teléfono móvil, tumor cerebral, niños, adolescentes, incidencia tendencias tarifas, Céfalo

Antecedentes

En un comentario reciente [ 1 ], Söderqvist et al. discutió los hallazgos de nuestro estudio internacional de casos y controles sobre el uso del teléfono móvil y el riesgo de tumores cerebrales en niños y adolescentes (estudio CEFALO) [ 2 ]. Esta es una respuesta a su comentario.

Resultado

Söderqvist et al. ver “varios indicios de mayor riesgo, a pesar de la baja exposición, [y] la latencia corta, …” [ 1 ] Sin embargo, no proporcionan ninguna explicación de cómo un aumento del riesgo de tal uso de los teléfonos inalámbricos se correspondería con las tendencias temporales de incidencia relativamente estables para los tumores cerebrales en los niños y adolescentes en los países nórdicos en los últimos 20  año [Figura  1 , y del mismo modo estable la evolución temporal de la incidencia en otros países [ 35 ]. Como se muestra en la figura  1 la proporción de usuarios de teléfonos móviles regulares entre los niños y adolescentes ha aumentado vertiginosamente en los últimos diez años. Estos datos son aún más incompatible, si se tiene en cuenta sus argumentos de que las estimaciones de los riesgos observados en CEFALO son subestimaciones de la verdadera riesgo debido a la mala clasificación de la exposición debido al uso de teléfonos inalámbricos y debido a un uso más generalizado de los teléfonos móviles entre los adolescentes hoy en día en comparación con el período de tiempo cuando CEFALO se llevó a cabo (2004-2008). En cuanto a la inconsistencia entre los resultados de los estudios analíticos, como CEFALO y tendencias temporales de incidencia, los autores suponen repetidas ocasiones que los tumores del sistema nervioso central no se notifican al Registro de Cáncer de Suecia [ 1 , 6 ]. Sin embargo, cada vez que dejar de mencionar que el subregistro observada se limita principalmente a pacientes de 70  años o más [ 7 ], que tiene poca relevancia para las tendencias de incidencia en niños y adolescentes, u otros grupos de edad con una alta prevalencia de usuarios de teléfonos móviles.

Figure 1

Las tasas de incidencia estandarizada por edad para el cerebro y centrales tumores del sistema nervioso. Tarifas están expresadas por el grupo de edad 5-19  años que viven en los países nórdicos obtenidos de NORDCAN (http://www-dep.iarc.fr/nordcan/English/frame.asp%5D, consultado el

Como se ha dicho más arriba, en el supuesto de un corto de latencia de algunos años, un mayor riesgo de tumor cerebral debe ser detectable en los datos de incidencia que ya están disponibles en la actualidad debido al fuerte aumento de uso del teléfono móvil entre los adolescentes durante las últimas dos décadas (a menos que el riesgo se limita a un pequeño subgrupo de la población, por ejemplo, los usuarios de teléfonos móviles muy pesados). Por esta razón se restringió el análisis del uso de teléfonos inalámbricos a los tres primeros años de uso. Debido a que la mayoría de niños y adolescentes en CEFALO habían utilizado teléfonos inalámbricos edad más temprana que los teléfonos móviles, podríamos hacer frente a los efectos de la radiación de microondas con períodos de latencia más largos o con la exposición a una edad temprana. Llama la atención, sin embargo, que era difícil para muchas familias participantes a recordar la cantidad de uso del teléfono inalámbrico temprano en la vida y otros no se sentían cómodos en responder preguntas sobre cantidad, la duración, o años desde su primer uso. Los números aparentemente inconsistentes en las tablas son en realidad las consecuencias de las respuestas que faltan a algunas de las preguntas [Tabla de seis en el documento original [ 2 ]] o debido a categorías que no eran mutuamente excluyentes, como se explica en las notas al pie en el artículo original [Tabla cuatro y cinco en el artículo original].

Discusión y Conclusiones

Las conclusiones originales en abstracto y el último párrafo de nuestro artículo [ 2 ] fueron que “la ausencia de una relación exposición-respuesta, ya sea en términos de la cantidad de uso del teléfono móvil o por la localización del tumor cerebral argumenta en contra de una asociación causal. “Y” no podemos, sin embargo, descartar la posibilidad de que los teléfonos móviles confieren un pequeño aumento del riesgo y por lo tanto, hacen hincapié en la importancia de futuros estudios con evaluación de la exposición objetiva o el uso de los datos de exposición recogidos prospectivamente. “Mientras tanto, todos los datos disponibles desde epidemiológica Los estudios deben ser evaluados y discutidos de una manera equilibrada, teniendo en cuenta las fortalezas y limitaciones de cada diseño del estudio respectivo. Debido a las limitaciones que han sido descritos de los estudios de casos y controles con el uso del teléfono inalámbrico auto-reporte retrospectivamente evaluados, es imprescindible para comprobar la consistencia de las estimaciones de riesgo relativo observado con tendencias temporales observadas en las tasas de incidencia para evitar sacar conclusiones equivocadas [ 8 , 9 ].

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen intereses en conflicto.

Autores de las contribuciones

DA y MR redactó el manuscrito. MF y JS comentaron y mejoraron el manuscrito. Todos los autores leído y aprobado el manuscrito final.

Equipo de estudio CEFALO

Tore Tynes, Tina Veje Andersen, Lisbeth Samsø Schmidt, Aslak Harbo Poulsen, Christoffer Johansen, Michaela Prochazka, Birgitta Lannering, Lars Klæboe, Tone Eggen, Daniela Jenni, Michael Grotzer, Nicolas Von der Weid, Claudia E. Kuehni.

Referencias

  • Söderqvist F, Carlberg M, Hansson Mild K, el riesgo de tumor cerebral Hardell L. Infancia y su asociación con los teléfonos móviles: un comentario de Environ Health 2011; 10:.. 106. doi:. 10.1186 / 1476-069X-10-106 [ Artículo libre de PMC ] [ PubMed ] [ Cruz Ref ]
  • Aydin D, Feychting M, Schuz J, Tynes T, Andersen TV, Schmidt LS, Poulsen AH, Johansen C, Prochazka M, Lannering B. et al. El uso del teléfono móvil y los tumores cerebrales en niños y adolescentes: un estudio caso-control multicéntrico J Natl Cancer Inst 2011; 103:.. 1264-1276. doi: 10.1093 / jnci / djr244 [. PubMed ] [ Cruz Ref ]
  • Boice JD, Tarone RE. Los teléfonos celulares, cáncer y niños J Natl Cancer Inst 2011; 103:.. 1211-1213. doi: 10.1093 / jnci / djr285 [. PubMed ] [ Cruz Ref ]
  • de Vocht F, Burstyn I, Cherrie JW. Las tendencias temporales (1998-2007) en las tasas de incidencia de cáncer de cerebro en relación con el uso del teléfono móvil en Inglaterra. Bioelectromagnetics. 2011. [ PubMed ]
  • Inskip PD, Hoover RN, Devesa SS. Cerebro tendencias de incidencia de cáncer en relación con el uso del teléfono celular en el Oncol Estados Unidos Neuro 2010; 12:.. 1147-1151. doi:. 10.1093 / neuonc / noq077 [ Artículo libre de PMC ] [ PubMed ] [ Cruz Ref ]
  • Hardell L, Carlberg M, Soderqvist F, KH leve. Re: tendencias temporales en las tasas de incidencia de tumores cerebrales en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, 1974-2003 J Natl Cancer Inst 2010; 102:.. 740-741. doi:.. 10.1093 / jnci / djq122 respuesta de autor 742-743 [ PubMed ] [ Cruz Ref ]
  • Barlow L, Westergren K, L Holmberg, Talback M. La integridad del Registro de Cáncer de Suecia: una encuesta por muestreo para el año 1998 Acta Oncol 2009; 48:. 27-33. doi:. 10.1080 / 02841860802247664 [ PubMed ] [ Cruz Ref ]
  • Deltour I, Auvinen A, Feychting M, Johansen C, Klaeboe L, Sankila R, el uso del teléfono móvil y Schüz J. incidencia de glioma en los países nórdicos 1979-2008 Epidemiología 2012; 23:.. Epub ahead of print [. PubMed ]
  • Poco MP, Rajaraman P, Curtis RE, Devesa SS, Inskip PD, Compruebe DP, Linet MS. El uso del teléfono móvil y el riesgo de glioma: comparación de los resultados del estudio epidemiológico con las tendencias de incidencia en Estados Unidos BMJ 2012; 344:.. E1147. doi:. 10.1136 / bmj.e1147 [ Artículo libre de PMC ] [ PubMed ] [ Cruz Ref ]
Anuncios